Rusia ataca la torre de telecomunicaciones de Kiev


Al menos cinco personas han muerto en el ataque a la torre de televisión de Kiev, según el Gobierno de Ucrania. Los canales de televisión ucranianos han dejado de transmitir después del bombardeo ruso, cercano al lugar histórico Babi Yar, donde los nazis masacraron a más de 100.000 personas. El Kremlin ha avisado de su intención de bombardear edificios oficiales, infraestructuras de los servicios de seguridad y centros de telecomunicaciones. Muchos de esos objetivos están en pleno centro de la capital y Rusia ha pedido a los civiles que evacúen las zonas críticas. «Al mundo: ¿de qué sirve decir ‘nunca más’ durante 80 años, si el mundo se queda en silencio cuando cae una bomba en el mismo sitio de Babi Yar? Al menos 5 muertos. La historia se repite…», ha proclamado el presidente Zelenski en un tuit. «Los criminales rusos no se detienen ante nada en su barbarie. Rusia = bárbaro», ha añadido el ministro de Exteriores en la misma red social.