Rusia ordena una ‘ofensiva total’ sobre Ucrania


Tras tres días de invasión a gran escala de Ucrania, el portavoz del ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, salió a la palestra para anunciar el inicio de una ofensiva total, argumentando que el Gobierno ucraniano se niega a sentarse a negociar. Las tropas rusas se han topado en Kiev y otros puntos del país con una sólida resistencia. Las fuerzas ucranianas aseguran haber rechazado un ataque ruso en la avenida de la Victoria, que conduce al centro de Kiev, pero en plena guerra de propaganda, resulta difícil saber dónde se sitúa el cursor. El expresidente ucraniano, Petro Poroshenko, se ha sumado a esa campaña de propaganda, exhibiéndose en la calle, rodeado de hombres armados, para pedir a la comunidad internacional ayuda militar. El Gobierno estadounidense asegura que Rusia se siente «frustrada» por la lenta progresión de la invasión. Afirma que los combates más violentos se están dando en torno a Járkiv, segunda ciudad del país. En cuanto a Kiev, Washington dice que dentro de la capital solo hay por el momento fuerzas de reconocimiento, mientras el grueso militar se encuentra a unos 30 kilómetros de distancia.