Sánchez abre la puerta a reformar el delito de malversación


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha descartado este martes reformar el delito de malversación, pero ha dejado claro que, en cualquier caso, no habrá «ningún retroceso» en la lucha contra la corrupción, ni «rebajas de penas» para los corruptos. En una conversación informal con los periodistas durante la recepción del Congreso con motivo del Día de la Constitución, Sánchez se ha referido a la posibilidad de modificar el delito de malversación en el marco del debate parlamentario sobre la eliminación del delito de sedición. Ante la posibilidad de que ERC aproveche la tramitación de la eliminación de la sedición para pedir también que se modifique la malversación, ha insistido en el argumento del Gobierno y del PSOE de que es necesario esperar a que se presenten las enmiendas y el grupo parlamentario socialista las estudie. Sánchez ha recordado que será el próximo viernes cuando finalice el plazo de presentación de las propuestas de modificación y que será entonces cuando se sabrá si ERC presenta alguna en ese sentido o no.