Sanidade eleva al 75% los aforos en las terrazas en ayuntamientos como Carballo o A Laracha

El titular del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, se reúne por videoconferencia con el comité clínico de expertos sanitarios_Xunta de Galicia
  • El comité extiende las restricciones de aforos al Ayuntamiento de Pontevedra y las reduce en Santa Comba, Arteixo y barrios de A Coruña

El Gobierno gallego ha acordado este miércoles extender a toda Galicia el uso obligatorio de la máscara en los gimnasios y elevar del 50% al 75% los aforos en terrazas en aquellas zonas con restricciones especiales como Carballo, A Laracha, Santiago, Ourense o el ayuntamiento de Lugo, cuyos datos en A Milagrosa permiten al barrio volver al mismo nivel de restricciones que el resto de la ciudad.

El presidente de la Xunta tomó estas medidas después de reunirse con el comité clínico de expertos sanitarios que asesora al Ejecutivo gallego en la gestión de la crisis de la Covid-19, en el que uno de los puntos centrales que se abordó fue la situación de los centros sociosanitarios.

Asimismo, el comité tomó la decisión de incorporar los ayuntamientos de Pontevedra y Ponteceso dentro de las zonas con especiales restricciones. Y a la vista de la evolución de los datos, acordó levantar las limitaciones en los ayuntamientos de Santa Comba, Arteixo y en algunos barrios de A Coruña donde la afectación ha bajado y la evolución es buena.

Además del aforo del 75% en terrazas, hace falta recordar que entre las medidas que tienen que adoptar los ayuntamientos con restricciones especiales se encuentra la limitación de los aforos al 50% en los establecimientos comerciales, de restauración y hostelería -donde además está prohibido el consumo en barra-, así como en bibliotecas, academias, autoescuelas y centros privados de enseñanza no reglada entre otros; la limitación del número máximo de personas en las reuniones tanto privadas como en la vía pública fijado en un máximo de 10 personas; así como la reducción de los aforos en celebraciones, velatorios y lugares de culto, además del cierre de los centros de día y residencias.