Según el Consello de Contas, la Xunta sigue fraccionando contratos para entregarlos a dedo


El Consello de Contas entregó este viernes en el Parlamento sus últimos informes de fiscalización de las administraciones públicas gallegas, nuevamente pasado el mediodía y en un puente a las puertas del último fin de semana de julio, como viene ocurriendo en los últimos años, lo que reduce la visibilidad mediática de unos documentos que suelen poner en entredicho la buena gestión de la que viene exaltándose el Gobierno de Feijóo.

Tras años reiterando que la Xunta no está cumpliendo las recomendaciones que se le formulan para mejorar el control del dinero público en múltiples ámbitos. Para realizar su análisis el ente fiscalizador analizó una muestra de contratos realizados en 2016 por las consellerías de Medio Ambiente, Infraestructuras, Mar y Medio Rural, así como por la Agencia Gallega de Infraestructuras, a las que previamente había preguntado por su actuación en esa materia. Según Contas, Medio Ambiente, Infraestructuras y la Agencia de Infraestructuras le contestaron que no habían fraccionado ningún contrato, pero la verificación posterior realizada por Contas constató fraccionamientos en todos los departamentos analizados excepto la Consellería de Infraestructuras, de la que a su vez depende la Agencia Gallega de Infraestructuras.

En concreto, Contas dice que “en la Agencia Gallega de Infraestructuras se detectó la existencia de fraccionamiento en expedientes que representan el 5% de la contratación menor realizada”. Ese porcentaje de fraccionamiento de contratos es según Contas de un 2% en la Consellería del Mar y de un 1,04% en la de Medio Ambiente, en la que atribuye el incumplimiento en concreto a la Dirección General del Territorio y Urbanismo. Contas también señala el fraccionamiento de nueve contratos en Medio Rural pero no cuantifica el porcentaje que eso supone.