Sogama invertirá 150.000 euros en Curtis en acondicionar la senda fluvial del río Mandeo


El acuerdo —que quedó plasmado este miércoles con la firma de un convenio de colaboración entre el presidente de la empresa pública, Javier Domínguez, y el regidor, Javier Caínzos— se enmarca en la construcción de la nueva planta de transferencia municipal que está ejecutando Sogama en terrenos cedidos por el Ayuntamiento en el polígono industrial de Teixeiro.

Toda vez que los servicios que ofrecerá la futura instalación beneficiarán también la otros municipios próximos —como es el caso de Sobrado dos Monxes y Vilasantar— el apoyo de Sogama a la referida actuación en el Mandeo se concibe cómo una medida de compensación orientada a financiar proyectos de utilidad pública de marcado carácter ambiental que contribuyan a mejorar el bienestar y la calidad de vida del vecindario. El convenio suscrito hoy entre ambas entidades tendrá una vigencia de un año.

Una infraestructura con mayor capacidad y eficiencia

La nueva planta de transferencia que la empresa pública construye en Curtis gracias a los 8.000 metros cuadrados cedidos por el Gobierno municipal en el parque empresarial de Teixeiro vendrá a sustituir a la microplanta que opera en esta localidad desde el año 2005.

La futura infraestructura permitirá ganar en capacidad —llegando hasta las 17.000 toneladas anuales—, eficiencia y funcionalidad ya que, además de trasvasar las fracciones de residuos correspondientes al contenedor amarillo (envases de plástico, latas y briks) y al genérico (resto), podrá acoger también la materia orgánica recogida en el contenedor marrón. Aunque, inicialmente, dará servicio a los ayuntamientos de Sobrado dos Monxes y Vilasantar, además del de Curtis, estará a la disposición de otros 15 municipios.

La instalación contará con una nave de 600 m2, una zona verde de aproximadamente 1.300 m2, y estará equipada con un compactador hizo, una báscula, un sistema de traslación con capacidad para tres contenedores, un aparcamiento y un edificio destinado la oficina, vestuario y almacén.

Asimismo, y con el fin de reducir la dependencia de los combustibles fósiles, se alimentará con energía solar, fomentando de este modo el autoconsumo a través de paneles fotovoltaicos.

La nueva instalación de transferencia de Curtis se integrará en la red de infraestructuras activada por la Xunta de Galicia para que la práctica totalidad de los ayuntamientos adheridos al sistema de Sogama (295 en total), dispongan de una planta de biorresiduos o de transferencia a menos de 50 km de distancia.