Sogama prevé que la planta de Vilanova de Arousa dé servicio a 26 ayuntamientos en 2023


El presidente ejecutivo de Sogama, Javier Domínguez, acompañado por el alcalde de Vilanova de Arousa, Gonzalo Durán, visitó, en el polígono industrial de Baión, las obras de la futura planta de biorresiduos de Vilanova de Arousa (Pontevedra), que está previsto que dé servicio a 26 ayuntamientos en 2023.

La planta vilanovesa integrará las distintas fases del proceso de compostaje de los residuos orgánicos recibidos en la misma: desde el pretratamiento y la fermentación, hasta la maduración y el almacenamiento, así como los correspondientes tratamientos de aire y de aguas, haciendo uso en todo momento de las últimas tecnologías disponibles, tanto de procesado como de control de olores y ruido.

Asimismo, la energía necesaria para la operativa industrial procederá de fuentes renovables, fundamentalmente de paneles solares, contribuyendo con esto a la lucha contra el cambio climático.

La instalación, que ocupa una superficie total de 20.000 m2– siete parcelas- y por las que la Sociedad pública efectuó un desembolso de 1,5 M€, tiene capacidad para gestionar 15.000 toneladas anuales de materia orgánica contenida en los residuos municipales (FORSU) y otras 7.000 toneladas de material estructurante (podas y restos de madera), lo que le permitirá producir alrededor de 6.000 toneladas/año de compost, cuyo destino será el sector de la agricultura y la jardinería, en relevo de los fertilizantes artificiales.

Con carácter previo a los primeros trabajos de acondicionamiento del terreno, resultó necesario tramitar la Autorización Ambiental Integrada (AAI), aparejada a un complejo proceso administrativo, así como la correspondiente licencia urbanística municipal y otros permisos para poder acometer una obra de estas características.