Sorprenden a un cazador furtivo que utilizaba trampas ilegales


Agentes medioambientales adscritos al distrito XIX Caldas-Salnés-Pontevedra sorprendieron in fraganti a un cazador furtivo que tenía instalados por lo menos cuatro lazos trampa en un monte de la parroquia pontevedresa de Verducido.

Los hechos fueron detectados durante un servicio de vigilancia rutinario en el que los funcionarios de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda localizaron un perro atrapado en un lazo, una trampa prohibida por la Ley de caza de Galicia.

Tras desactivar el dispositivo para evitar el estrangulamiento del animal y proceder a su identificación para poder contactar con el dueño, los agentes detectaron en la misma zona otros tres lazos activos y un biotopo o criadero de conejos que no contaba con las preceptivas autorizaciones.

En vista de la situación, decidieron desplegar un operativo de seguimiento con el fin de identificar al autor de los hechos. Hacia última hora de esa misma tarde, un hombre se acercó hasta la zona y comenzó a realizar labores de mantenimiento en el biotopo ilegal. También manipuló una de las trampas que habían sido desactivadas por los agentes.

Una vez comprobada su vinculación con los lazos y con el criadero de conejos, los responsables del operativo interceptaron al hombre, vecino de Pontevedra, procedieron a su identificación completa a los efectos oportunos y retiraron en su presencia todos los lazos localizados.

El informe de los agentes fue trasladado ya a los servicios jurídicos de la Consellería, que analizarán ahora los hechos denunciados para valorar se inician el correspondiente procedimiento sancionador y mismo se traslada la denuncia ante el juzgado, en caso de que haya indicio de delito.

En este sentido, hace falta subrayar que de las presuntas infracciones atribuidas al cazador pontevedrés la más grave sería la colocación y uso de lazos para cazar, una práctica de carácter ilegal.