Ucrania acusa a Rusia de bombardear el edificio de Cruz Roja en Mariúpol


Ucrania acusa a Rusia de bombardear la sede del Comité Internacional de la Cruz Roja, según una portavoz de la organización en Ginebra, no hay aún información disponible sobre si hay o no víctimas, ni cuántas personas estaban en el edificio. Ante el Parlamento noruego, el presidente ucraniano, Volodymir Zelenski, pidió que Oslo contribuya de forma decisiva a la seguridad energética europea y también pidió armas. Zelensky añadió «La libertad debe tener mejores armas que el mal».

El Kremlin también ha enfriado las expectativas sobre la reducción de la ofensiva. Moscú considera un factor positivo que los ucranianos hayan hecho propuestas para acabar la guerra pero el portavoz de Putin, Dimitri Peskov: «No podemos afirmar nada muy prometedor, ningún avance, todavía queda un trabajo muy, muy largo por hacer, concluyó».

Los ataques también golpean a los civiles en la zona de Donetsk, controlada por los rebeldes prorrusos. Varios apartamentos de un edificio residencial quedaron completamente destruidos a primera hora de la mañana de este miércoles tras ser alcanzados por un misil ucraniano. Dos personas murieron y cuatro resultaron heridas.