Ucrania advierte de que no puede producir suficiente energía para su población


El nivel de destrucción de la red energética de Ucrania es «colosal». Así describe la situación el consejero delegado de Ukrenergo, Volodímir Kudritski, que afirma que no quedan en el país centrales térmicas e hidroeléctricas que no hayan sido atacadas.

Mientras tanto, los bombardeos continúan en varias partes del país. En su habitual informe, el portavoz del ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov, ha acusado a Ucrania de bombardear la central nuclear de Zaporiyia.

Ucrania también ha lanzado las mismas acusaciones contra Rusia y, además, también reclama la desmilitarización del complejo, que está controlado por las tropas rusas desde marzo.

El secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, ha advertido a los aliados que deben estar dispuestos a apoyar a Ucrania en una «guerra larga» a pesar del «precio» económico que hay que pagar.