Ucrania espera la llegada de armas | Rusia aprieta el cerco en el Donbás


Los soldados ucranianos aprietan los dientes en las zonas que aún controlan del Donbás, mientras esperan la llegada de las armas prometidas por Occidente. Armas de mayor alcance y precisión, incluidos misiles y drones de combate, con las que esperan poder frenar el lento, pero seguro avance de las tropas rusas. Los bombardeos son cada vez más intensos en Sloviansk. Las autoridades han pedido a la población que se vaya mientras aún sea posible. Hace tres meses esta ciudad tenía más de 100 000 habitantes. Hoy es una ciudad fantasma, sin electricidad y con problemas de abastecimiento. Desde Moscú, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso dijo que los misiles y la artillería alcanzaron 131 puestos de mando el miércoles. Añadió que Rusia ha frenado la entrada de «mercenarios» extranjeros que querían luchar junto al ejército ucraniano.