Ucrania investiga más crímenes de guerra en las zonas recuperadas


Este jueves Rusia ha vuelto a atacar Kryvyi Rih, la ciudad natal del presidente ucraniano Volodímir Zelenski. Una de las localidades que el miércoles se inundó debido los ataques con misiles sobre una presa del río Inhulet.

El bombardeo se produjo en el marco de una contraofensiva relámpago de las tropas ucranianas, que han logrado recuperar la mayor parte de la región noreste de Járkov.

En su parte de guerra diario, el Ministerio de Defensa ruso afirma que está llevando a cabo un bombardeo masivo sobre las tropas ucranianas en la región de Járkov, y cifra en 500 el número de bajas ucranianas de la última jornada sumando víctimas de Mikoláiv y Jersón, en el sur de Ucrania.

El hecho es que desde principios de mes, Ucrania ha recapturado cientos de localidades en la región de Járkov, en su mayoría pequeños pueblos y aldeas. En ellos el ejército ucraniano está inmerso en la detención de colaboradores prorrusos e investiga si hubo crímenes de guerra cometidos durante la ocupación rusa.