Un buque con gasóleo ruso busca un puerto europeo que lo acepte


Un buque cisterna que transportaba gasóleo ruso que fue rechazado previamente por los trabajadores portuarios de Suecia, fondeó frente a la costa neerlandesa. La intención del barco era entrar en el puerto de Ámsterdam, pero los empleados del puerto también se niegan a descargarlo. Aunque la importación de petróleo y gas ruso para los países europeos continúa, esta embarcación se ha topado con el rechazo generalizado debido a la guerra. Todavía no se ha llegado a ningún acuerdo sobre un boicot general al petróleo, ni siquiera a nivel europeo. Los barcos rusos o afiliados a Rusia con bandera de otro país no pueden atracar en ningún lugar de Europa. Sin embargo, el Sunny Liger navega con bandera de las Islas Marshall y está exento de sanciones. No pudo ir a Suecia, porque los trabajadores del muelle sueco no quisieron descargarlo. Lo mismo ocurre ahora en Ámsterdam.