Un centenar de agentes de Policía Local y medio ciento de mandos reciben formación en la Agasp

Vehículo de la Policía Local

La Xunta fue quien de atender todas las demandas de plazas para policías locales de los ayuntamientos gallegos en los cuatro años de vigencia del acuerdo que permite a las administración locales delegar este proceso en el Gobierno gallego a través de la Academia Gallega de Seguridad Pública (Agasp). El proceso de convocatoria unificada permitió que este año se incorporen a los ayuntamientos gallegos un centenar de agentes de policía local y medio ciento de mandos policiales.

El director general de Emergencias e Interior, Santiago Villanueva aseguró que ese acuerdo presentó varias ventajas; sobre todo, un ahorro de costes para los ayuntamientos, una garantía de cobertura de plazas y mejoras en el proceso para los aspirantes, que participan en condición de igualdad. Además, el tiempo de selección y de formación se reduce, lo que permite “poner a disposición de los ayuntamientos gallegos nuevos agentes en menos tiempo”.

La novedad este año es la convocatoria de plazas de vigilante municipal, un proceso que comenzará en el mes de noviembre y al que ya se presentaron 85 aspirantes.