Un ciclón llamado Burgos arrasa Fontes do Sar


Aterrizaba el pasado sábado en el multiusos Fontes do Sar, el recientemente campeón de la Champions Fiba: San pablo Burgos. Un auténtico equipazo con ínfulas de grande, que pasó por Santiago como un ciclón, llevándose la victoria para tierras castellanas por 63-78.

Por su parte Obradoiro cuajó quizás, el peor partido de la temporada. La clave del encuentro estuvo sobre todo en las 20 pérdidas de balón, así como en los 42 rebotes de Burgos por los 35 gallegos. Demasiadas pérdidas para ganar un partido ACB, donde el equipo se vio maniatado, sintiéndose inseguro ante un agresivo y efectivo entramado defensivo burgalés.

Sin embargo, comenzaban bien las cosas para los intereses compostelanos. 10-2 en el minuto 3 en un gran arranque, con sendos triples del mejor local Pepe Pozas (12 puntos, 2 rebotes, 5 asistencias y 17 de valoración) y Beliauskas, junto con Enoch colgándose del aro. Hasta ahí duró el espejismo, parcial de 5-18 y los de Peñarroya que se llevaban el primer cuarto con triple de MVP Renfroe (31 puntos, 4/4 en triples, 4 rebotes y 3 asistencias para firmar unos superlativos 34 puntos de valoración) in extremis incluido, por 15-20. Y es que, el estadounidense de nacionalidad bosnia estuvo simplemente IMPARABLE.

El segundo cuarto seguía el mismo guion, Obradoiro no era quién de igualar la dureza y eficacia defensiva de los de azul. Por si esto fuera poco, los árbitros, esta vez sí, dejaban jugar. Baste citar como ejemplo que los locales dispusieron de sus primeros tiros libres a 2 minutos para el descanso. La salida de Muñoz reactivó un poco a los de Moncho Fernández, pero no fue suficiente. A pesar de todo, con la entrada en juego de “cada día voy a más” Cohen (14 puntos, 9 rebotes y 16 de valoración) se acercaba el conjunto local, 30-36 en el minuto 18. Pese a todo, Obradoiro con su caudal anotador mermado con Birutis renqueante, Robertson inédito hasta el intermedio y Czerapowicz en blanco, estaba huérfano de puntos y la cosa pintaba muy negra. El ex Obradoirista Dejan Kravic (14 puntos, 11 rebotes y 22 de valoración) y el “todo poderoso” Alex Renfroe, imponían su experiencia y controlaban el luminoso impidiendo cualquier atisbo de remontada. 35-42 y al túnel de vestuarios con 7 puntos de diferencia y las sensaciones de tener el partido controlado.

Tras el descanso, Robertson por fin se estrenó “clavando” 2 triples consecutivos y los locales amagaron con una remontada. 4 puntos abajo en el minuto 23 y, en esa tesitura, se desinfló Obradoiro. Mientras tanto Renfroe seguía a lo suyo y Rivero desmantelaba a Birutis, cortando el abastecimiento de balones en la pintura. Además, los de Santiago, no fueron quienes de aprovechar 2 robos de balón seguidos de Pozas y fallaron hasta 3 veces el intento de acercarse en el marcador con “obscenas” pérdidas de balón, escasa cabeza fría y mala toma de decisiones. Como no puede ser de otra manera, si no aprovechas tú momento de apretar el marcador, el contrario, que además es Burgos, te destroza. Y así fue, 45-56 en el minuto 28. Mc Fadden ponía la guinda sacando petróleo de 2 nuevas pérdidas locales con 12 puntos de diferencia, 48-60 en la antesala del último cuarto.

Comenzaba el acto final con Rafa García de base, un jugador con muy pocos minutos en su cuenta personal, para intentar cambiar algo, pero duro poco el experimento. Renfroe seguía su particular festival anotador y de ahí al final solo quedaba por saber por cuanto sería la derrota final.

Destacar el gesto de Moncho Fernández al conceder el debut en ACB de Martín Fernández, jugador del filial, quien estuvo casi 2 minutos en pista.

Final del partido y victoria por 15 puntos de diferencia para los castellanos, quienes ganaban por cuarta vez consecutiva en liga. Mientras que los de Santiago, por el contrario, firmaban su cuarta derrota también consecutiva, en su particular vía crucis de calendario con un 63-78 incontestable.

A la espera de recuperar a Mike Daum, que Birutis recupere su mejor versión tras el esguince y, sobre todo, saber que sucede con el turco Ozmizrak y su edema óseo. El base cuenta con permiso del club para ausentarse y ser tratado en Turquía por el médico de la selección otomana.

Próximo partido, CB Canarias, otro gallito en el corral de la liga Endesa, tras el parón por las ventanas Fiba. La cita será en el Santiago Martín de Tenerife, el sábado 5 de diciembre a las 18 horas. Una de las 2 canchas que le quedan a Obradoiro todavía por ganar, se presenta una difícil pero buena oportunidad.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO