Un incendio en Palma deber a evacuar 300 vecinos

El avance del fuego, ante las condiciones meteorológicas adversas, lleva arrasadas más de 420 hectáreas y obligó evacuar de manera preventiva unos 300 vecinos de distintos barrios del ayuntamiento de Garafía, al noroeste de esta isla canaria. El incendio pasó al nivel dos, por lo que el Gobierno de las Canarias asumió el control. En las últimas horas el fuego comenzaba a estar más o menos estabilizado y las expectativas de los equipos de lucha contra incendios mejoran. Hasta la zona se desplazaron desde Tenerife más de 60 miembros de la Unidad Militar de Emergencias para colaborar en su control y se espera la llegada de otros 50 desde Gran Canaria. Medios aéreos y terrestres trabajan en la extinción.