Un incendio obliga a evacuar 300 vecinos de un pueblo de Castellón


Unos 300 vecinos de Azuébar, en la provincia de Castellón, han sido evacuados de sus casas tras el incendio que se declaró a última hora del sábado y que ha calcinado alrededor de 500 hectáreas de bosque, avanzando por una zona de alcornoques y pinos en el parque natural de la Sierra de Espadán.

Cientos de bomberos trabajaron para tratar de extinguir las llamas, ayudados por una veintena de medios aéreos, que se encontraron con problemas para volar por la falta de visibilidad debida al humo.

Se cree que el incendio se inició por un rayo durante una tormenta seca. Las condiciones meteorológicas, en medio de una ola de calor que azota a casi toda España, favorecieron su avance.