Un joven de 23 años pierde la vida tras darse un chapuzón en el embalse de Castrelo de Miño


A las 08:30 horas de la mañana de este domingo, la Guardia Civil comunicó al 112 Galicia que, los buzos, habían localizado el cuerpo del chico que se buscaba desde la madrugada, tras perderlo de vista cuando se metió al agua en el embalse, en Castrelo de Miño (Ourense). Todo sucedió, al hilo de las 2:00 horas, fue la esa hora cuando la pareja del desaparecido contactó con el 112 Galicia para pedir ayuda. Además de los medios sanitarios, formaron parte de este operativo que coordinó la Guardia Civil, los Bomberos de Carballiño, los miembros del GES de Ribadavia y los efectivos de Protección Civil de la localidad. Un equipo del grupo de Intervención Psicológica en Catástrofes y Emergencias (GIPCE), se desplazó al punto para prestar ayuda a la pareja y a los compañeros que se encontraban con el chico, en el momento de la desaparición.