Un minuto de silencio en la memoria del director del CMUS abrió el pleno ordinario de Carballo

Concello de Carballo.

Antes de iniciar el debate plenario, la corporación municipal guardó un minuto de silencio en la memoria de Juan José Otero Pérez, director del Conservatorio Profesional de Música del Ayuntamiento de Carballo, fallecido el sábado pasado.

La sesión ordinaria correspondiente al mes de septiembre se prolongó durante dos horas, en las que el debate estuvo centrado en la sanidad pública, la raíz de una moción presentada por el PP para solicitar a la Xunta la creación de un centro integral de salud en Carballo y de la enmienda formulada por el BNG para demandar la construcción de un segundo centro de salud y el incremento de las especialidades. Ninguna de las dos salió adelante, ya que los populares no aceptaron la enmienda de los nacionalistas y estos, en consecuencia, votaron en contra de la iniciativa del PP, que sí fue apoyada por PSOE y TeGa.

Sí fue aprobada, gracias a los votos favorables de PP y BNG y las abstenciones de PSOE y TeGa, otra moción de los populares en la que se solicita del Gobierno del Estado la dotación de más personal sanitario.

El PSOE, que también había presentado una moción relativa a las plazas de comedor en el CEIP Canosa-Rus, la retiró por estar el problema ya solucionado.

La corporación municipal aprobó de manera definitiva, por otra parte, la relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento de Carballo tras la resolución de alegaciones. En este punto TeGa votó en contra, y el PP se abstuvo, en tanto que PSOE y BNG votaron a favor.

Asimismo, salió adelante, con las abstenciones de los tres grupos de la oposición, la modificación de la ordenanza fiscal número 15 para establecer las tasas de los nuevos nichos y columbarios del cementerio municipal. La modificación puntual del PGOM para proceder a la delimitación del núcleo rural de O Monte salió adelante por unanimidad.

En el apartado de ruegos y preguntas, TeGa formuló un ruego sobre el estado de la madera de la playa de Razo, cuyo arreglo ya cuenta con consignación presupuestaria, y una pregunta sobre el funcionamiento de la Biblioteca Rego da Balsa.