Un nefasto último cuarto tumba al Obradoiro en Málaga

Foto: Unicaja.

Un lamentable último cuarto del Monbus Obradoiro sellaba su derrota por 82-76, el pasado domingo en el malacitano pabellón Martín Carpena, ante un correoso, duro y peleón Unicaja.

Y es que, mientras los 30 primeros minutos, Obradoiro rayaba a un muy buen nivel, el último acto sentenció a los gallegos. Baste citar dos pérdidas de balón de Czerapowicz, una de Pozas y otra de Cohen, que hacen un total de cuatro, con pick and roll y penetraciones erradas. Por si esto no fuese suficiente, le añadimos dos personales en ataque que completan la estadística negativa de jugadas tiradas a la basura, hasta las 6. A pesar de todo, la guinda al pastel del desastre la puso la incomprensible, por injusta y errónea, falta personal pitada a Robertson cuando armaba brazo para tirar de 3 con 73-74 para los de Santiago. Una falta clara de Brizuela quien cayó sobre el canadiense a 4: 29 del final, se zanjó con falta del atacante. De 3 tiros libres para Robertson pasamos a balón para el conjunto local que además finiquita la jugada con un triple que le da la vuelta al marcador. Decisión arbitral durísima y golpe psicológico brutal, que acabó por desquiciar a los compostelanos, sentenciando el partido para los hombres de verde.   

El partido comenzaba con un ritmo endiablado y con una participación coral excelente. MVP Birutis (23 puntos, 10 rebotes, 1 asistencia para firmar 37 unidades de valoración) dominaba la pintura bien acompañado por los triples de Czerapowicz, Robertson y Cohen. Primeras ventajas visitantes en el minuto 5, 10-18. Dominaba Obradoiro el rebote y controlaba el partido para cerrar el primer cuarto 17-25.

En el segundo cuarto castigaban los hombres de Luis Casimiro con triples y alta intensidad defensiva, provocando en éste cuarto las pérdidas que los visitantes, no había tenido en el primero. Un sensacional Brizuela (21 puntos, 5 asistencia y 17 de valoración), que a la postre sería determinante en la victoria local, tiraba de galones. Respondía Birutis con puntos, nadie le paraba y si no anotaba conseguía falta personal, 30-36 en el ecuador del segundo cuarto. Le ayudaba su compatriota, quien hasta entonces no estaba encontrando su sitio, Beliauskas, y se disparaba la ventaja compostelana a 9 de diferencia. Sin embargo, los últimos 3 minutos visitantes fueron de pérdidas y errores, con Enoch (falta en ataque y pérdida por pisar) y Pozas (pérdida de balón) de ingratos protagonistas. Los de verde olieron la sangre y apretaron para acercarse en el marcador a un solo punto con Francis Alonso (17 puntos, 2 rebotes y 17 de valoración) y el ex Obra Waczynski de “primeras vedettes” de la reacción local. Resultado, 42-43 y al túnel de vestuarios, para parar la sangría andaluza y dejar el partido prácticamente en el punto donde había comenzado.

Tras la reanudación, la táctica de Unicaja se centraba en parar el “tormento lituano” ajustando las ayudas para cerrar a Birutis. Intercambio de canastas en ambos bandos hasta que apareció Bouitelle (11 puntos, 2 rebotes, 1 asistencia y 13 de valoración) para poner por fin, tras mucho batallar, a los malacitanos por delante, 55-53 a la mitad del tercer cuarto. De ahí hasta el final del acto muchas faltas andaluzas y tiros libres anotados por los de Santiago. El técnico local recibía una técnica por protestar, a la que le sacaría máximo beneficio pues ahí, se acabó la visita del conjunto obradoirista a la línea de tiros libres. Triple del máximo anotador del encuentro, Robertson (24 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias y 21 de valoración) y 62-66 para cerrar el acto.

El último cuarto fue un tormento para los de Santiago, y ahí, se fraguó su derrota.

Apareció la enorme figura de un “jugón” llamado Brizuela, que anotaba 6 puntos de salida y daba nuevamente la vuelta al electrónico. Respondía Birutis y Oliver y llegábamos al minuto 35 tras intercambio de triples Robertson versus Waczynski con 71-73.

A partir de ahí, las 6 pérdidas y una falta inexistente pitada a Robertson, acabaron por desquiciar a los gallegos. La posibilidad de sumar 3 puntos por ser en realidad falta de Brizuela sobre Kassius al lanzamiento de 3, y poder pasar de ir perdiendo de uno a ponerte por delante, fue un golpe demasiado duro ya, para Obradoiro. Brizuela volvía a anotar un triple y lideraba a los suyos a la victoria, quienes daban un paso adelante en la intensidad al verse por delante y poder amortizar los errores finales visitantes y sus escasos puntos en el último cuarto (acabaron con 10).

Victoria andaluza por 82 a 76, cerrando la semana fantástica de Unicaja, que vencía el miércoles en Eurocup, arrasaba el viernes en Zaragoza y repetía victoria el domingo, también en liga Endesa ante un buen Obradoiro. Por el contrario, los visitantes sucumbían tras 30 minutos de buen juego, a una dura derrota. En un partido en el que dominaron el rebote (28 locales por 31 visitantes), metieron más triples y con mejor porcentaje e igualaron en asistencias, pero que claramente dejaron marchar en las pérdidas y, porque no decirlo, con la “ayudita” del asunto Robertson, en el momento clave. 

Continua Obradoiro en la zona noble con 5 victorias y 4 derrotas, pero cada vez más comprimido.

Próxima estación, multiusos Fontes do Sar, el sábado 7 de noviembre a las 18 horas, ante un temible Joventut de Badalona en plena forma. Buena ocasión para cambiar la dinámica de 2 derrotas consecutivas.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO