Un niño fue liberado en Beariz tras quedarle una mano atrapada en un cable espinoso


El menor se picó con una de las púas del cable y fue liberado por los equipos de intervención. Los hechos sucedieron en el lugar de Magros, unos minutos después de las 11:15 horas de este martes. En ese momento, una persona particular contactó con el 112 Galicia para dar cuenta de la situación del niño. Según indicaba en su comunicación, el menor se había enganchado una mano con un cable espinoso en un establecimiento hostelero. Enseguida, desde el Centro Integrado de Atención a las Emergencias (CIAE) 112 Galicia se solicitó la intervención de Urgencias Sanitarias de Galicia-061, de los Bomberos de O Carballiño, del GES de Avión y de Protección Civil. Además, se informó a la Guardia Civil.