Un Obra de turismo pierde en Bilbao

Alex.

Más propio de turistas disfrutando de un domingo soleado, que de jugadores profesionales de un equipo ACB, fue la historia del desplazamiento realizado por Monbus Obradoiro el pasado domingo a Mirivilla, en la capital vizcaína. Derrota por 27 puntos ante Bilbao basket, que bien pudieron ser más, si los del botxo hubiesen querido.

Y es que, al conjunto gallego, todo le salió mal. Empieza a ser preocupante puesto que las últimas salidas obradoiristas se están saldando con resultados muy abultados. Ésta última es la segunda derrota más escandalosa después de la del desastre de Zaragoza, y comparable en su pésimo juego. Muy mal le ha sentado el parón a los de Santiago, necesitan mejorar tanto su imagen como los resultados jugando de visitante, y empezar a ganar ya. Bien en casa o fuera, pero de forma inminente. De lo contrario, las urgencias pueden volver a ser el leit motiv del club, como la temporada pasada, donde en el tramo final se sufrió lo indecible para salvarse.

Antes del partido celebraba el club vasco su 20 cumpleaños con una tarta sobre la pista, al tiempo que se guardaba un respetuoso minuto de silencio en memoria de José María Pueyo, padre del director deportivo del club, Rafa Pueyo

Arrancaba el primer cuarto con cierto control visitante del caudal anotador de los de Álex Mumbrú. Poco duro, pues la máquina negra empezó a anotar sin piedad, acabando el primer cuarto 27-13.

Comenzó el 2º cuarto con 2 triples de Vasileadis, mvp del partido con 18 puntos anotados,4 rebotes y 2 asistencias, firmando 20 unidades de valoración. Poco después, tras respuesta vasca con 5 puntos, hubo un amago de reacción. Se pasó de 32-17 en el minuto 13 a 34-30 en el 16, merced de un parcial de 2-13 con Mike Daum (10 puntos, 8 rebotes y 16 de valoración) como protagonista e infundiendo dosis de esperanza de victoria para los de Moncho Fernández. Estos 2 jugadores junto con Brodziansky, los únicos 3 que no fueron de turismo a Bilbao. Sin embargo, ahí acabó todo.

Tiempo muerto de Mumbrú y Retabet Bilbao basket volvía a dominar el marcador. 2 triples consecutivos del ex Obra Tyler Haws ponían tierra de por medio en el electrónico.

Paso por vestuarios y pese a ganar el 2º cuarto Obradoiro 19-23, llegábamos al ecuador del partido 10 puntos por debajo, 46-36.

El tercer cuarto fue durísimo para los visitantes. Especialmente horribles estuvieron el otrora sempiterno Kravic, quien perdió la batalla de la pintura, como muy pocas veces y el pistolero con la “pólvora mojada” en Bilbao, Fletcher Magee, quien se quedó sin anotar un solo punto en 15 minutos y medio en pista.

31-11 de parcial con una intensidad, energía y juego coral realmente excepcionla por parte de los hombres de negro. Todos jugaban, todos defendían, todos anotaban y los duelos particulares siempre les eran favorables. Equipo equilibrado en el que todos participaban. Baste como ejemplo la anotación bilbaína: Sulejmanovic 14, Haws 13, Rodríguez 12, Balvin 10, Rouselle y Rafa Martínez 8 cada uno, y así todos anotaron, excepto Rigo. Igual de equilibrado en el apartado de valoración y claro dominio del rebote: Sulejmanovic 9, Kulboka 8 y Balvin 6.

Solo quedaba ver de cuanto iba a ser la paliza infringida y el tanteador final. Último cuarto de escaso maquillaje visitante, Bilbao se dejó ir y Obradoiro anhelaba el final del encuentro. Se llevó este parcial por 22-25, al igual que el segundo, pero de nada sirvió.

Victoria sin paliativos por 99-72 donde un Bilbao basket en estado de gracia desarboló al Obra en todas las facetas del juego.

Próximo encuentro, sábado 14 de marzo ante Joventut de Badalona en Santiago a las 20:30h. Partido clave ante un equipo con el mismo balance de victorias que los del Fontes do Sar, nueve. Urge ganar, conseguir la décima y revertir está dinámica perdedora con la mayor celeridad.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO