Un operativo antiincendios enviado desde Galicia contribuyó a la extinción del fuego en Ávila


El director general de Defensa del Monte, Manuel Rodríguez, acompañado por el gerente de la Agencia Gallega de Emergencias (Axega), Marcos Araújo, ensalzó la labor del operativo antiincendios enviado por la Xunta para contribuir a la extinción del fuego que afecta distintas localidades de Ávila. Así lo dijo en la recepción de este dispositivo que a lo largo de dos jornadas actuó en distintos puntos calientes del incendio, llegando a atajar uno de los focos tras ser alertado por vecinos de la zona.
En concreto, la Consellería de Medio Rural desplazó a territorio abulense -en la medianoche del domingo- cuatro brigadas, dos agentes, un técnico y dos motobombas pertenecientes al Servicio de prevención y defensa contra los incendios forestales (SPIF) de Galicia. Por su parte, la Agencia Gallega de Emergencias (Axega), dependiente de la Vicepresidencia primera, aportó un camión cisterna que se encargó de abastecer de agua las motobombas.
Así, durante dos días de trabajo, el operativo gallego fue movilizado para intentar controlar el fuego concretamente en las localidades de Navalmoral y Navalacruz, siendo este último el punto donde se había originado el fuego el pasado sábado. En el marco de esta intervención, la cisterna de la Axega suministró 86.800 litros de agua a las motobombas del SPIF, pero también a dispositivos de intervención de otras comunidades que también acudieron a extinguir el fuego.
De este modo, el director general de Defensa del Monte quiso poner en valor el trabajo conjunto realizado con efectivos antiincendios desplazados desde otras autonomías, señalando que no dudará en volver a colaborar cuando sea necesario. En esa línea, Manuel Rodríguez quiso agradecer además las muestras de afecto recibidas tanto por parte de las autoridades abulenses como de diversos colectivos y vecinos de la zona.