Una inversión en el río Lérez mejorará sus hábitats fluviales


Será en el marco de una actuación integral con la que se busca mejorar sus hábitats fluviales, eliminar barreras y obstáculos en la parte baja del canal para facilitar el paso de los peces migradores y retirar especies vegetales invasoras de las zonas de ribera, y que contará con una inversión autonómica de 450.000 euros.

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, presentó los principales datos de la intervención desde la estación de control de la presa de Bora, uno de los puntos en los que, precisamente, está previsto actuar con el fin de garantizar la franqueabilidade de la ictiofauna a su paso por este tramo del Lérez.

Los trabajos se dividirán en dos grandes bloques, atendiendo a su objetivo principal. Así, por una parte se actuará en dos obstáculos claves de la parte baja del río —a presa de Monte Porreiro y la ya mencionada presa de Bora— con el fin de facilitar la accesibilidad de pescados migradores y recuperar de este modo la continuidad longitudinal del paso de la ictiofauna por el río.

Por otro lado, también se eliminarán árboles y arbustos exóticos invasores, principalmente acacias, y se plantarán ejemplares propios del bosque de ribera y frondosas. El objetivo es mejorar la vegetación de las márgenes fluviales a través del control de las especies invasoras en estas zonas y de la restauración del bosque de galería y de otras formaciones arbóreas autóctonas.

Todas estas actuaciones se llevarán a cabo a lo largo de casi 14 km de tramos fluviales y abarcarán una superficie de 102 hectáreas de terreno —66 hectáreas de intervención directa y 36 hectáreas de mejora de hábitats fluviales por permeabilización de obstáculos— pertenecientes a Campo Lameiro, Cerdedo-Cotobade y Pontevedra.