Una jornada de viento y lluvia condicionó la mayoría de los actos previstos para este domingo

Macro sesión vermú este domingo en la Milagrosa en Carballo.

Hacía muchas semanas que no se vivía una jornada tan lluviosa en la Costa da Morte. La mayoría de los actos en marcha o previstos para este domingo eran al aire libre, por lo que en casi todos los casos el viento y la lluvia acabaron condicionando la celebración y asistencia a muchos de ellos.

En Vimianzo se tuvieron que aplazar las visitas teatralizadas de Os Quinquilláns al Castelo. Además hubo varios accidentes de tráfico, posiblemente por el estado de la carretera y la poca visibilidad a causa de la lluvia, fue el caso de Carballo donde al menos hubo dos, uno en Rus con un herido y otro en el casco urbano con daños materiales. También hubo una colisión entre dos furgonetas en Cabovilaño, A Laracha, con varios heridos.

Las fiestas, que había muchas, como en Xoane, Erboedo, Baio o la de la Milagrosa en Carballo, vieron mermada la asistencia de público por el mal tiempo. En Carballo, incluso se llegó a suspender la procesión y la macro sesión vermut estuvo menos concurrida de lo habitual.

Berocasión también lo notó, la feria del vehículo de ocasión contó con mucha afluencia de gente y con muy buenas ventas durante la jornada del jueves, viernes y sobre todo el sábado, pero el domingo el público se acercaba a los concesionarios y pronto se ponía a cubierto, la lluvia y también el viento no daban tregua en el exterior, que era donde se concentraban la mayoría de los vehículos expuestos en la feria.

Parece que el mal tiempo tampoco le sentó bien al equipo del Bergantiños FC que estrenaba la temporada en As Eiroas, y aunque realizó un buen partido, terminó perdiendo por 1-2 ante el Gimnástica Torrelavega.

El agua de la lluvia hace mucha falta, pero como es sabido, no siempre llueve en el momento oportuno ni a gusto de todos.

Imagen de uno de los concesionarios participantes en Berocasión, este domingo.