Vía Galega lanza el himno de las selecciones gallegas


La Plataforma Vía Galega presentó el himno «Galicia, un Pueblo, una selección» que cuenta con 28 personas que pusieron su voz y música, de manera desinteresada, «para reivindicar el derecho a contar con nuestras selecciones nacionales en todas las disciplinas deportivas y a participar en competiciones sin limitaciones bajo nuestra bandera», explicó Ángel Louzao.

En la rueda de prensa de presentación de este himno estuvieron Bieito Lobariñas, miembro del grupo Zurrumalla y autor de la música y letra del himno deportivo «Galicia, un Pueblo, una selección»; Tamara Martínez, miembro del grupo Os Residuos Atractivas y autora de los arreglos de las voces; Cosme Pombo, miembro del grupo musical Airiños do Fiouco; y Ángel Louzao, portavoz de Vía Galega.

Esta iniciativa de Vía Galega viene a sumarse a toda una batería de actos, exposiciones y difusión de publicaciones que se están desarrollando por toda Galicia enmarcadas en la campaña «Galicia, un pueblo, una selección», que está teniendo una gran acogida e interés. «Se trata de un himno deportivo para reivindicarnos como nación e identificarnos con nuestros símbolos y cánticos», señaló Ángel Louzao.

«Exigimos de la Xunta que procure los medios para formar selecciones nacionales en todos los deportes porque le corresponde y es su deber ponerse al frente para alcanzar las plenas competencias para competir oficialmente e internacionalmente», añadió. Así, se lanza esta composición que condensa y sintetiza los objetivos y reivindicaciones de esta campaña, «con energía, contundencia y emoción». «Un canto para fortalecernos como nación que apela nuestras señales de identidad colectivos e incentiva nuestra autoestima», indicó, «solo nos queda pedir que se difunda por toda Galicia y pase a ser un cántico que resuene en todos estadios, canchas y eventos deportivos».

Por su parte, Bieito Lobariñas destacó la coordinación e implicación para agrupar voces y músicas de 28 artistas que prestaron su apoyo incondicional la este proyecto, con el trabajo de arreglos de Nacho Álvarez y de Tamara Martínez. «Primeramente se hizo la letra de la canción sobre las ideas-base del que se pretende, siguiendo el esquema de la copla tradicional gallega y, a continuación, se grabó la melodía básica a ritmo de alborada», explicó.