Victoria de un Real Madrid con el mono puesto ante Obradoiro


Victoria de un trabajador Real Madrid en el Multiusos Fontes do Sar ante Obradoiro por 71-87, en partido disputado el martes 23 de marzo a las 18 horas.

Aludía Moncho Fernández a las claves del encuentro, encontrándolas en el principio y en el fin. Y es que, en este particular alfa y omega del partido, el trasatlántico de Euroliga merengue no dio opción a los gallegos. Entre medias, Obradoiro intentaba acercarse lo más posible y anduvo cerca, pero en cuanto los blancos ayer de oscuro, veían peligrar su ventaja, volvían a ponerse en modo apisonadora para, como si de un rodillo se tratase, aplanar al conjunto local y allanar el camino de la victoria.

Por su parte, el coach madridista Pablo Laso, se mostró contento con el trabajo defensivo de su equipo, aludiendo a una mentalidad ganadora y al no caer en la auto-complacencia o en el subestimar a un equipo inmerso en crisis de resultados.

Arrancaba el encuentro con un 4-20 demoledor. Laprovittola (17 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias y 18 de valoración) junto con Garuba (12 puntos, 8 rebotes, 1 asistencia y 20 de valoración) asumían el protagonismo del primer cuarto. Era el minuto 6 y el electrónico estaba 16 abajo para Obradoiro. Aparecieron Enoch (14 puntos, 5 rebotes ,1 asistencia y 21 de valoración), otra vez el mejor local, y Robertson (18 puntos, 3 rebotes, 8 asistencias y 13 de valoración) para comandar la reacción. De ahí hasta el final del primer cuarto, el Real Madrid solo anotaría 3 puntos más, mientras que los locales anotarían 12, dejando el parcial en 16-23.

En el segundo cuarto se comprimía el marcador un poco más, 19-25 en el minuto 12. Pero las rotaciones de Laso daban protagonismo al MVP del partido, Caseur (17 puntos, 1 rebote y 3 asistencias, para firmar 22 unidades de valoración). Varios robos de balón impedían a los compostelanos acercarse.

Zona de Moncho Fernández y el Real Madrid se atascaba. Incluso se ponía a 5 de diferencia tras tiros libres de Daum. Apareció Laprovittola otra vez y tras varios intercambios de canastas con Tavares y Beliauskas de protagonistas, llegó el descanso con 32-42 en el luminoso.

Comenzaba la segunda parte con la sempiterna obligación santiaguesa de remar, remar y volver a remar. Eran 10 puntos de diferencia y Obradoiro corría el serio peligro de dejarse llevar.  Pero no fue así, aunque los de Moncho Fernández no conseguían limar la diferencia, peleaban y porfiaban. Garuba anotaba dos 2+1 seguidos, en los que Obradoiro pecó de inocente. Aun así, los madridistas hicieron un 0/7 en triples en el cuarto, lo cual permitió a Obradoiro recortar un punto, ganando el tercer cuarto 17-16.

Nueve abajo, 49-58 y el último cuarto por disputarse. Salía Obradoiro envalentonado y conseguía ponerse a tan solo 4 puntos de diferencia, 58-62, en el minuto 32. Sin embargo, el Real Madrid sabía de los “arreones” gallegos y no concedió tregua. Apareció un hasta entonces desaparecido Carrol (12 puntos, 1 rebote, 1 asistencia y 13 de valoración) para “clavar” 4 triples en el cuarto. Resultaron demoledores para los de Santiago y el partido se cerraba con 16 puntos de diferencia para el Real Madrid. Señalando el marcador un duro 71-87.

Peleó Obradoiro, pero sigue sin llegar. Desde luego no era el “Vitorino” blanco el mejor morlaco para torear la remontada en forma de victorias, pero el tiempo apremia. Necesita Obradoiro al mejor Birutis, minimizar los problemas con los bases tocados: Ozmizrak y Oliver, además de salir enchufado dese el minuto 1 hasta el 40.

Próxima estación, sábado 27 de marzo a las 20:45 horas ante Guipúzcoa basket en San Sebastián. Ya sin red, en el que, de no ganar, nos meteríamos en el pozo.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO