Vigo apuesta por una Navidad segura, con cámaras para control de aforo y una Cabalgata “estática”

Abel Caballero reiteró este viernes que la ciudad celebrará su campaña de Navidad y esta tendrá seguridad antiCovid del “mil por cien”. A este respecto, el alcalde avanzó que se retirarán los vehículos de buena parte del centro de la ciudad para tener más espacio y que las calles con mayor afluencia de gente -como Policarpo Sanz, Colón o Príncipe- tendrán aforo máximo, controlado por cámaras. También se valora la instalación de “semáforos” que regulen el acceso del público a las mismas en función de la cuota y habrá vigilancia policial en las calles próximas para evitar aglomeraciones en los puntos de entrada.

La Cabalgata de reyes de esta Navidad también se prevé “distinta”, sin el habitual desfile de carrozas. El discurrir será al inverso al habitual y la de este año será “estática”, en palabras de Caballero; con los reyes y su séquito situados en alguna calle “grande y ancha” de la ciudad, será el público el que, de forma ordenada y guardando la distancia de seguridad, pase por delante de la comitiva para saludar a sus majestades de Oriente en su visita a Vigo.

En lo tocante al acto de encendido de la iluminación, que en ediciones anteriores reunió a decenas de miles de personas en torno a la Puerta del Sol, el Ayuntamiento baraja este año celebrarlo con un aforo de 400 personas sentadas en sus butacas, siempre en función de la evolución de la pandemia. Se estudia igualmente su emisión por televisión y/o streaming: “España va a ver las luces de Vigo. Si la gente no puede venir, iremos nosotros”, manifestó Caballero.