Vigo | Cirugía pionera en España | Implantes en el corazón de válvulas tricúspide transcatéter


Los servicios de Cardiología y Cirugía Cardíaca del área Sanitaria de Vigo vienen de realizar, por primera vez en España, implantes en el corazón de válvulas tricúspide transcatéter. Por lo de ahora, ya llevan tratado con este procedimiento mínimamente invasivo a dos pacientes, que están dados de alta y presentan una evolución favorable.

La nueva técnica consiste en cambiar la propia válvula tricúspide del paciente, cuando esta no realiza su función correctamente, por una prótesis valvular cardíaca, que se introduce por un catéter a través de una punción de la venla femoral. Hasta ahora, los cambios de estas válvulas se realizaban con cirugía convencional; esto es, a corazón abierto, lo que supone abrir el esternón y, muchas veces, parar el corazón del paciente cómo en la cirugía extracorpórea.

Según afirma el cardiólogo Rodrigo Estévez “se trataba de una cirugía de alto riesgo, dado que generalmente los pacientes son de edad avanzada, y llegaban en una situación clínica desfavorable. Por lo tanto, la insuficiencia de tricúspide era una patología infratratada. La nueva técnica evita abrir el esternón y parar el corazón, por lo que es menos agresiva, más segura, y con menos complicaciones. En consecuencia, reduce de una manera muy significativa las estancias hospitalarias de los pacientes y permite acelerar su recuperación postoperatoria”.

Insuficiencia de la tricúspide

La válvula tricúspide separa el ventrículo derecho de la aurícula derecha del corazón, y regula el flujo sanguíneo entre ambas cavidades. La válvula se abre para que la sangre pase, y cuando no cierra correctamente se produce regurgitación. Esto es, el reflujo de la sangre que retrocede hacia las venas principales en lugar de desplazarse adelante y llegar a los pulmones para recoger oxígeno.

A veces, si esta insuficiencia es grave puede cursar con síntomas como cansancio, debilidad, hinchazón de abdomen, pies y tobillos, lo cual limita de forma muy importante la calidad de vida de los enfermos, además de impactar de manera negativa en la supervivencia de los mismos.