Vox rechaza que la ley permita a un juez de Orense aprobar el cambio de sexo a un niño de 8 años


VOX ha calificado de “inaudita” la decisión de un juez en Orense de conceder el cambio de sexo, en el Registro Civil, a un niño de ocho años. La formación política se ha remitido, sin ir más lejos, al informe de la Asociación Española de Pediatría, que hace referencia a las etapas evolutivas de la madurez en los niños.

En dicho informe, los pediatras establecen que, en la tercera fase de madurez -la edad de 6 a 10 años- se desarrollan las facultades de “socialización, reconocimiento del otro como sujeto, relación entre pares, el aprendizaje escolar y la aparición de trastornos adaptativos o recreativos”.

Tras conocerse el caso de Orense, VOX ha pedido que se reflexione y se abra un debate, serio y responsable, sobre los efectos que las políticas ideológicas y partidistas están teniendo en el desarrollo de los niños en edades tempranas, con consecuencias imprevisibles.

Por todo ello, desde la formación política se ha advertido de las secuelas que ya está teniendo el adoctrinamiento de los niños en todos los ámbitos, incluido el escolar, en el desarrollo evolutivo natural de los más pequeños, creando  contradicciones  y confusión.

Así, para VOX es ‘cuestionable’ que un adolescente pueda tener la suficiente madurez para tomar este tipo de decisiones, pero es ‘incuestionable’ que un niño de 8 años no tiene  la  suficiente capacidad de discernir y decidir sobre un asunto de esta envergadura, que le puede condicionar durante toda su vida.