Xuntos Carballo M+J visita la parroquia de Bértoa y el barrio del Chorís

Cedida.

La formación municipalista Xuntos Carballo por un mundo máis Xusto, continua su recorrido por las diferentes parroquias y barrios. En esta ocasión el secretario general Xesús Deus Gende, la responsable de zona y del área que la formación tiene dedicada a la defensa de los derechos del colectivo LGTBI, María Esperanza Pérez Rama, junto con Marco Bardanca Mato, recogieron quejas y reivindicaciones en diferentes lugares y aprovecharon para hablar con vecinos/as.

Ambos afirman que en Bértoa, la Av. Abetos necesita una reparación de los profundos baches existentes. En José Castro Chané, siguen aguardando por el acondicionamiento del vial y de la retirada de una base de hierro con tornillos, que permanece en la calzada (se recogieron en su día firmas,que posteriormente fueron entregadas en el registro del concello). La médico Ramón Louzao está abandonada en cuanto al firme se refiere. El parque público de la entrada del polígono sigue en estado de deterioro. Parte de la calle Escultor Asorey sigue sin ser arreglada en su totalidad. Asimismo en tres viviendas de la Av.de Bértoa, se hace muy dificultoso entrar con un vehículo por el desnivel en las rampas de acceso.

Ya en el barrio del Chorís, la Av.de Bergantiños sigue sin aceras, y sin protecciones adecuadas, donde hace tiempo cayó un vehículo. La ciudadanía se queja de la franja de color rojizo que rodea la zona del instituto Alfredo Brañas,y que causa caídas en invierno. La rotonda de la misma zona no es bien valorada, es incómoda a los usuarios/as. La maleza en la Vila de Negreira permanece desde hace años en diferentes fincas, sin que nadie le ponga remedio.

«Desde la calle Verdillo nos llegó otra queja referente a la recogida de animales. Concretamente nos comunican que tras hablar con las autoridades competentes, estas no solo le hablaron en tono amenazante sino que según el testimonio del que recogió un cachorro de Pitbull, fue tratado de manera y forma despectiva. Dar las gracias, como no puede ser de otra manera, a los habitantes de las zonas visitadas por exponernos sus inquietudes, muestras de apoyo y afecto con nosotros/as». Señalaba Xesús Deus Gende.