Descubierta en Brandomil una vía empedrada de gran tamaño


Las catas arqueológicas realizadas a lo largo de estos días en Brandomil, bajo la dirección del arqueólogo Lino Gorgoso, confirman la existencia de una vía empedrada de gran tamaño que, en algunos puntos, consigue más de cinco metros de ancho y que en ocasión llega incluso a meterse debajo de los muros delimitadores de las fincas colindantes. Según indica Lino Gorgoso, se trata de un camino realizado con losetas encastradas a modo de chapacuña y con superficie alombada en el centro, que mismo cuenta con verteaugas en cada uno de sus laterales.

Algunos de los vecinos y vecinas de más edad afirman recordar esta vía aunque no en su actual extensión excavada. Gracias a la fotografía antigua y con la ayuda del vecindario, el Ayuntamiento de Zas promovió la realización de estas catas arqueológicas sobre una vía antigua que bordea al Río Xallas y llega hasta el puente, empleada durante siglos hasta la construcción de la carretera actual que lleva a Muxía a comienzos de los años cuarenta del siglo XX. Los resultados preliminares de la intervención arqueológica promovida por el Ayuntamiento de Zas dejan a la vista un total de cinco tramos del camino, catas de diferentes tamaños, seriamente dificultadas por la existencia de canales de agua que discurren hacia playa fluvial del Xallas. Según indica Gorgoso, el camino tiene una conservación muy buena en la mayor parte de las mismas, apreciándose incluso la continuidad bajo los rellenos de la referida playa fluvial.

La localización de tégulas romanas (tejas planas) sobre el enlosado parece indicar una cronología antigua del mismo, pero aun no existen piezas diagnósticas por debajo, por lo que los resultados sobre la cronología de la vía aun no son concluyentes a pesar de que la tipología y aspecto de la misma es, para los arqueólogos, compatible con una vía romana o por lo menos muy antigua.

Tanto el Alcalde del Ayuntamiento de Zas, Manuel Muíño Espasandín, como Eugenio Rodríguez Puentes, Arqueólogo del Servicio de Arqueología de la Xunta de Galicia, estuvieron presentes durante las distintas intervenciones realizadas y ambos coincidieron en expresar el gran interés que despiertan estas buenas noticias arqueológicas. Los resultados satisfactorios de esta intervención y la implicación del vecindario acercando información sobre este camino histórico y visitando a todas horas las calas arqueológicas, aconsejarían a la realización de una segunda fase que deje al descubierto esta importante vía escondida y con tanta historia aún por revelar.


Brandomil, un referente de la arqueología


Brandomil es, desde el siglo XIX, un referente de la arqueología de Galicia debido tanto a la gran cantidad de restos romanos localizados, como a su puente medieval y al castro que lleva el nombre de la aldea. Uno de los principales temas de estudio de los arqueólogos es la existencia de una vía romana que pasaría por Brandomil, denominada Via XX per loca maritima en el Itinerario de Antonino, que unía Braga con Lugo por la costa, hasta Brigantium (A Coruña). La existencia de un miliario y posiblemente otro ingerido en el puente llevó a varios autores a afirmar que Brandomil se correspondería, en época romana, con una gran población urbana, denominada Grandimirum o quizás Ad Duos Pontes.