5 actuaciones en Carballo para reducir el riesgo de inundaciones en el río Anllóns

Evencio Ferrero, alcalde de Carballo, en un momento de la conferencia con la conselleira de de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez_Cedida.

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, y el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, firmaron telematicamente el convenio de colaboración entre Augas de Galicia y el Ayuntamiento de Carballo para reducir el riesgo de inundación en el río Anllóns. Posteriormente se celebró una sesión informativa en la que también participaron otros miembros de la corporación, tanto del gobierno como de la oposición, y técnicos municipales y autonómicos.

La conselleira expresó su preocupación por las consecuencias del cambio climático en los canales fluviales y aludió a la importancia de tomar las medidas que permitan evitar las inundaciones. El convenio con el Ayuntamiento de Carballo, el primero de los previstos en Galicia, incluye cinco actuaciones con tres tipos de medidas que permitirán paliar el problema, y con las que se apuesta también, desde una perspectiva medioambiental, “por la naturalización del río”, en palabras de Ethel Vázquez.

La inversión alcanza los 3 millones de euros, con el-financiados en un 80% a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), para desarrollar las siguientes actuaciones:

  • Demolición de edificación, reforma del puente y creación de un canal de aguas altas en la calle Sol.
  • Reforma integral del parque del San Martiño. Construcciones de motas de protección frente a las avenidas.
  • Reforma del puente de la Casilla, del canal y motas de contención aguas abajo del puente, así como la demolición de otro edificio.
  • Mejora hidráulica del río Anllóns a su paso por el enlace entre la AG-55 y la AC-552, en la Cepeira (Sísamo).
  • Realización de un bypass en el Molino del Quinto.
Plano de las actuaciones a llevar a cabo sobre el curso del río Anllóns.

La última está en fase de redacción del proyecto, y se prevé que en breve se licite también la redacción de la actuación en la Cepeira. Las otras tres actuaciones son “más complejas y se va a convocar un concurso abierto para redactar los proyectos”, explicó la conselleira. La idea es tenerlos todos este año, ya que las obras deben estar ejecutadas a finales del 2023.

Según el convenio, la Xunta elabora los proyectos y se encarga de la ejecución de las obras, mientras que el Ayuntamiento debe poner a disposición los terrenos. En este sentido ya fue adquirido hace años el edificio de la calle Sol que será derribado y también se comprará otro en la zona de la ponte de la Casilla que supondrá un desembolso muy importante para las arcas municipales.

El alcalde recordó los devastadores efectos de las tres grandes inundaciones que sufrió Carballo en los últimos años: el 5 de enero de 1988, el 8 de marzo de 1999 y el 30 de marzo del 2016, e insistió en que todas las medidas que contribuyan a evitar este tipo de situaciones de riesgo son bienvenidas. Por eso, el convenio firmado es “una muy buena noticia”, declaró Evencio Ferrero.

Planes específicos

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, y el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, presentaron las actuaciones que se llevarán a cabo para reducir el riesgo de inundaciones en el río Anllóns, en el marco del convenio de colaboración que se firma entre Xunta y Ayuntamiento. Foto: Xoán Crespo.

Ethel Vázquez destacó que el Gobierno gallego está trabajando para estar preparados ante el cambio climático, pues cada vez es más frecuente tener períodos prolongados sin precipitaciones y episodios de lluvias intensas.

Ante este nuevo contexto, la Xunta dispone del Plan de Gestión de Riesgo de Inundaciones de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa.

De forma paralela, el Ejecutivo autonómico está desarrollando planes específicos en 9 zonas fluviales de Galicia con mayor riesgo por inundación.

Además de este área del río Anllóns, en Carballo, Augas de Galicia delimitó otras como los entornos del río Umia, en Caldas de Reis y Portas; del Ulla-Sar, en Padrón, Dodro, Rianxo, Rois, Catoira, Pontecesures y Valga; del Campeda, en Vimianzo; de los Fontecova y Trasposta, en Viveiro; Bahíña y Groba, en Baiona; y del Lagares, en Vigo.

La conselleira hizo hincapié en seguir protegiendo el medio natural, la actividad económica y los medios materiales y, sobre todo, aumentando la seguridad de la población.