A Laracha pretende transformar la rectoral de Montemaior en un espacio multiusos de referencia


En la sesión extraordinario del Pleno celebrada este viernes se acordó, por unanimidad de los tres grupos, aprobar la solicitud de acceso al Fondo de cooperación para el apoyo a la financiación de actuaciones de rehabilitación y conservación del patrimonio para el proyecto de reforma de la casa rectoral de Montemaior. De este modo el Ayuntamiento solicitará, con cargo a ese programa impulsado por el Instituto Galego da Vivenda e Solo, dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, un préstamo sin intereses a devolver en un período de ocho años.

El propósito de la intervención, diseñada por el gobierno municipal y valorada en 712.808,10 euros es restaurar, recuperar y ofrecerle nuevos usos de interés general comunitario a la histórica edificación ubicada en el Igrexario de Montemaior y que está incluida en el catálogo de patrimonio municipal. El proyecto transformaría la casa rectoral para convertirla en una instalación multifuncional.

El alcalde, José Manuel López Varela, explicó en primer lugar que el Ayuntamiento alcanzó un “acuerdo con el Arzobispado para la cesión de la rectoral por el período de tiempo máximo posible”.

Ahondando en el proyecto de restauración, el regidor detalló que la instalación tendrá cuatro usos diferenciados. Por una parte, se creará un “centro de referencia municipal para la organización de actividades relacionadas con el medio rural y el medio ambiente”, principalmente agrícolas y ganaderas. También conformará un nuevo espacio para el vecindario de Montemaior en el que realizar actividades de tipo social y cultural. La tercera función será de albergue juvenil con veinticinco plazas, permitiendo reforzar la participación del Ayuntamiento en programas de intercambio y voluntariado nacionales e internacionales. Y, como cuarta función, los locales anexos al edificio principal serán acondicionados para habilitar el archivo parroquial y aseos públicos.

Para López Varela la rectoral de Montemaior “es una de las mejores edificaciones del municipio”, aunque en el momento actual se encuentre “en estado de deterioro y sin uso”. El proyecto impulsado por el Ayuntamiento permitirá restaurarla y transformarla en una instalación moderna y funcional.

La unanimidad se repitió en la aprobación de la declaración de especial interés o utilidad municipal a la obra de rehabilitación, por iniciativa privada, de una edificación en el lugar de Las torres de Cillobre (parroquia de Torás). De acuerdo a lO establecido en la ordenanza fiscal número 17, reguladora del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), el promotor se beneficiará de una bonificación del 50 % en ese tributo municipal al tratarse de una obra de reparación o conservación de inmuebles declarados de interés cultural o incluidos en el catálogo municipal como de protección urbanística. En cifras concretas, el ahorro por ese concepto alcanza los 2.607 euros.