Adiós a la palmera del jardín de Carballo | Un icono que se llevó el picudo rojo

2 minutes read

Tras las recomendaciones de los expertos que la examinaron debido a la afectación por picudo rojo y por el probable desprendimiento de las palmas, con el consiguiente riesgo para las personas usuarias del jardín, agravado por la envergadura del ejemplar que alcanzaba los 14 metros y dada la gravedad de la situación, la Concejalía de Medio Ambiente contactó de inmediato con una empresa especializada en la poda en altura para, de manera urgente, empezar con los trabajos de eliminación de la palmera. En la mañana de este miércoles dicha empresa fue la encargada de podar y posteriormente talar la palmera central del jardín municipal carballés para su retirada.

Picudo rojo, responsable del deterioro de la palmera.

Según el informe elaborado por la empresa especializada Terapia Verde a raíz de la última revisión, hace solo unos días, “el estado de avanzada afectación por picudo rojo y la inexistencia de vitalidad determinaban la no viabilidad del ejemplar, haciendo precisa su retirada”.

En la inspección realizada con dron se detectó un grave empeoramiento de la situación de la palmera con respecto al examen anterior. En estos momentos ya no tenía hojas en la parte alta y las que conservaba estaban acostadas, síntoma del avance del deterioro. Tampoco había clorofila, lo que no permitía la circulación de agua y alimento por la planta, y la desaparición de la yema apical, que es el único punto de crecimiento de la palmera, implicando que ya no generará nuevas hojas y que las existentes fuesen desapareciendo.

Operario cortando el tronco de la palmera tras su poda.

Camión grúa retirando los trozos de tronco de la palmera.

Estás seguro de que quieres desbloquear este artículo?
Desbloquear izquierda : 0
Estás seguro de que quieres cancelar la suscripción?