Alexéi Navalni, «crítico» e ingresado en un hospital penitenciario


Alexéi Navalni está ingresado en un hospital penitenciario. El líder opositor ruso cuya vida «pende de un hilo» según sus médicos, fue trasladado el domingo y sin conocimiento de su familia a un hospital para reclusos en la región de Vladímir, a unos 200 kilómetros de Moscú, donde cumple condena. Tras las presiones internacionales para que se proteja la vida del crítico del Kremlin, el portavoz del presidente ruso Vladimir Putin ha dicho que «el estado de salud de los condenados y sentenciados en el territorio de la Federación Rusa no puede ni debe ser objeto de interés de otros países». Según el servicio penitenciario el estado de Navalni es «satisfactorio», y ha accedido a seguir un tratamiento con vitaminas.