Aprobadas tres mociones en el pleno ordinario de A Laracha

El pleno ordinario celebrado este viernes en la Casa de la Cultura de A Laracha comenzó guardando un minuto de silencio por las 22 mujeres víctimas de la violencia de género en lo que va de año en España y con un mensaje de ánimo y apoyo del alcalde, José Manuel López Varela, a las familias que sufren las consecuencias de la Covid-19.

A continuación, la portavoz del grupo socialista, Palomi Castiñeiras, pidió la palabra para felicitar tanto al grupo municipal del Partido Popular como al del Bloque Nacionalista Galego por los resultados obtenidos en las recientes elecciones autonómicas. Del mismo modo, Xoán Manoel Sande, portavoz del BNG, agradeció las palabras de la portavoz del PSOE y felicitó al Partido Popular por la mayoría absoluta. López Varela también dio las gracias a ambos portavoces de los grupos de la oposición.

Ya inmersos en los puntos de la orden del día, se dio cuenta a la Corporación municipal de las 178 resoluciones de alcaldía dictaminadas entre lo 26 de mayo y el 27 de julio. Destacar, por último, que fueron aprobadas tres mociones. Dos de ellas, de contenido similar, tenían por acuerdo manifestar el rechazo de la Corporación municipal a cualquier medida tendente a que el Gobierno central pueda incautar los remanentes generados por los ayuntamientos, sea de forma directa o como vía de suscripción de préstamos de las entidades locales al Estado para devolver a largo plazo. En este sentido, el regidor municipal apuntó que los remanentes generados por el Ayuntamiento de A Laracha son fondos que pertenecen a los vecinos y, por tanto, ninguna otra administración debe poder hacer uso de ellos.

La otra moción que salió adelante estaba relacionada con el inicio del curso escolar 2020-21. Se acordó instar a la Xunta de Galicia a garantizar la total seguridad sanitaria en los centros de enseñanza a través del cumplimiento de una normativa específica y acorde a la realidad gallega y a poner en marcha todas las medidas precisas para garantizar la mayor normalidad en las aulas.