Bloqueados los presupuestos del Ayuntamiento de Muxía

El Ayuntamiento de Muxía vio este jueves “paralizados y bloqueados”, en palabras del alcalde, Iago Toba, los presupuestos para el ejercicio 2020 luego de las alegaciones presentadas por parte de la oposición que sairon adelante con el apoyo de cuatro ediles del PSOE.

El Ayuntamiento informó en un comunicado que el Partido Popular presentó una alegación en la propia sesión, sin tener base objetiva en cuanto a previsión de gasto, es decir, sin base económica con el único objetivo de bloquear las inversiones del Ayuntamiento y, por extensión, las actuaciones que hay previstas en todos los núcleos con el municipio. Fue una de las habilitadas nacionales, la Interventora, la que advirtió de ‘posible ilegalidad’ ante esta maniobra.

Los informes de intervención son claros con respeto al documento de los presupuestos, tanto en forma como en fondo, a pesar de la reclamación hecha por el PP. Según aportou Intervención en la propia sesión, en base al artículo 165 del texto refundido de la Ley de Haciendas Locales, y también en base al artículo 16 del Real Decreto 500 del año 1990, dentro del apartado I el artículo 16 dice que ‘cada uno de los presupuestos integrados en el presupuesto general deberá ser aprobado sin déficit inicial’. El punto 2, por otra parte, dice que ‘asimismo, ninguno de los presupuestos podrá presentar déficit a lo largo del ejercicio’’.

En consecuencia, todo incremento en el crédito presupuestario o decrecimiento en las previsiones de ingresos deberá ser compensado en el mismo acto en el que se acuerda, es decir, en el Pleno celebrado este jueves. ‘En base a las alegaciones presentados por Sandra Vilela Rivero, portavoz del Partido Popular de Muxía, hace mención a dos casos concretos: el impuesto sobre construcción, que considera que está aumentado en 37.000 euros en sus previsiones, y la tasa urbanística en 11.400 euros, lo que suma un total de 48.400 euros.’ Por lo tanto, y en base al artículo 16.2, en este mismo acto tiene que ser compensado en el presupuesto de gastos el decremento que ponen el alegato’, algo para lo cual la portavoz del grupo popular no obtuvo respuesta, y solicitó un receso para hablar con intervención.

Receso concedido

Iago Toba, alcalde de Muxía, le concedió un receso de 5 minutos a los representantes políticos que votaron a favor del alegato, es decir, los tres del grupo popular y cuatro de los del equipo de gobierno, y tan sólo acudieron la esta reunión los populares.

El regidor muxián aprovechó para ‘pedirle disculpas en nombre del Ayuntamiento de Muxía a todas y todos los vecinos y vecinas de este pueblo’. El propio Toba calificou de ‘vergonzoso’ este acto de ‘intentar echar abajo unos presupuestos aprobados hay más de un mes con mayoría en este mismo pleno. Pero no solo eso, sin base teórica, objetiva e incluso legal’, afirmó el regidor.

‘Quiero que toda Muxía se entere del grave de la situación: se paralizaron todos unos presupuestos, la hoja de ruta de las acciones de una administración pública, por puro berrinche político. Ellos y ellas sabrán por qué, pero evidentemente este es un ataque al ayuntamiento, a los vecinos y vecinas que ven así como esta decisión bloquea los proyectos y actuaciones necesarias en el ayuntamiento y, en muchos casos, pactadas y consensuadas con el propio vecindario’, afirmó.

Retomada la sesión, la portavoz del PP afirmó ‘entender del que se estaba hablando. Intervención dice que estamos aminorando la previsión de gastos en 50.000 euros prácticamente, y entonces debemos decir con que compensar esta bajada de ingresos’. La portavoz de los populares comentó las partidas en las que teóricamente se aminorarán, ante lo qué intervención respondió que ‘a la vista de que las partidas se modificaron en cinco minutos tras un receso, no se puede constatar si la totalidad se pueden aminorar. Se puede decir aproximadamente, pero no de manera clara y escueta’. Por lo tanto, se someterá a estudio esta modificación, quedando pendiente emitir el informe pertinente. ‘Me parece muy atrevido que un equilibrio de las alegaciones se haya presentado en cinco minutos. Es gravísimo para el Ayuntamiento de Muxía’, afirmó Carlos Fernández, el portavoz del Bloque Nacionalista Galego.

Propuesta de la retirada de la dedicación exclusiva a Mónica Vilela

Tras retirar las funciones delegadas a Mónica Vilela por parte de la alcaldía, hoy se llevó a Pleno, como era preceptivo, al no ejercer las funciones que tenía asignadas, la ‘propuesta de retirada su dedicación exclusiva”. Sin embargo esta propuesta fue rechazada por los votos en contra de cuatro ediles del Partido Socialista y del Partido Popular. Por lo tanto, la edila cobrará por su dedicación aunque no ‘ejercerá funciones como concejal, desde su casa’, afirmaron desde el Ayuntamiento.