Camariñas | Una manada de jabalíes busca posada en Arou


El jabalí conquista cada vez más territorio. No contento con el campo despoblado, ni con los montes, estos cerdos salvajes invaden cada vez más las periferias de las ciudades y villas. Este domingo un vecino de Arou en Camariñas se llevó una sorpresa al encontrarse de frente con una manada de media docena de animales, que lejos de asustarse, merodeaban con tranquilidad por el pueblo. Los jabalíes son omnívoros, pero sobre todo les gusta el maíz, así que los dueños de las pequeñas plantaciones de las periferias son sus víctimas potencias. Pero también pueden causar daños en las urbanizaciones, o inconscientemente provocar un trágico accidente, que por experiencia propia no es nada agradable, aunque solo se trate de daños materiales, con suerte, esto pueden ser cuantiosos en cualquier vehículo. No dudan en cruzar de noche las carreteras y son grandes andarines, pero no son agresivos si no se amenaza a sus crías. Pueden recorrer entre diez y veinte kilómetros cada noche, y son muy prolíficos, cada vez se expanden más.