Carballo celebró la primera feria de la primavera con un día soleado y de temperaturas altas

Turismo Carballo.

La primavera reparte sol con generosidad y insufla aliento. Las terrazas que hace poco dormían esperando tiempos mejores son ahora trincheras que ayudan a resistir. En Carballo este domingo a mediodía ya no quedaban mesas libres, ni el cambio de hora afectó, los hosteleros dicen que están trabajando bien, aunque limitados al cincuenta por ciento de la capacidad en el exterior. Creen que será una buena Semana Santa, dentro de las posibilidades, siempre matizan. Por el momento, parece que la primavera seguirá vogando climatológicamente a favor.