Carballo | Desprendimientos en una fachada obligan a la intervención de los bomberos

La suerte quiso que no se viese afectada ninguna persona por los desprendimientos de material de la fachada de un edificio de Carballo. Pasados unos minutos de las nueve de la noche de este lunes varios viandantes dieron la voz de alarma al verse sorprendidos por cascotes de considerables dimensiones que caían en la acera desde una altura de un cuarto piso situado en la confluencia de la rotonda de las calles Río Allones y Finisterre, concretamente a la altura del número 2 de esta última calle, al parecer de una vivienda deshabitada. Al lugar acudieron de inmediato los Bomberos de Carballo, que ayudados del camión escalera procedieron a inspecionar la fachada, con la finalidad de retirar los cascotes y valorar la situación de la misma.