Carballo destina 3,4 millones de euros del remanente municipal a obras y servicios

Rueda de prensa de la presentación de los asuntos del pleno extraordinario del día 24_Cedida

  • La modificación presupuestaria será aprobada el próximo martes 24 en un pleno extraordinario

La posibilidad de que los ayuntamientos dispongan del remanente de tesorería para gastos generales, gracias a la suspensión de las reglas fiscales para el período 2020-21 por parte del Gobierno del Estado, permitirá al Ayuntamiento de Carballo realizar una primera inversión de 3.411.416,10 euros en obras y servicios. La modificación presupuestaria que lo hará posible será aprobada el próximo martes 24 en un pleno extraordinario.

El alcalde, Evencio Ferrero, y la concejala de Contratación, Milagros Lantes, dieron a conocer este viernes la relación de actuaciones previstas, que deben estar finalizadas a 31 de diciembre del año 2021. Para cumplir ese plazo es importante aprobar la modificación lo antes posible para poder iniciar los expedientes de contratación de manera inmediata.

Todos los proyectos previstos ya están listos al tratarse de necesidades ya detectadas. Con este nuevo escenario podrán atenderse buena parte de ellas y quedarán liberados otros recursos como el POS+, que supondrá 1,7 millones, o los propios fondos municipales para otras actuaciones.

El Ayuntamiento de Carballo tiene en estos momentos un remanente de tesorería para gastos generales de 9.336.000 euros y, tal como señalaron en la rueda de prensa el alcalde y la concejala, no se invierte más por “prudencia”, ya que de cara a los próximos ejercicios se prevé un recorte de los recursos municipales a consecuencia de la pandemia provocada por la COVID-19. Además, el ayuntamiento tiene otros deberes, como el pago a proveedores o el anticipo del gasto en los proyectos con financiación europea como “Cicl-Ando Carballo”, que alcanza los 2 millones de euros, o “Carballo Sostenible”.

De este modo, el ayuntamiento dispone de un “colchón” que permite evitar tensiones de tesorería y del que, en función de la evolución de la situación, puede ir echando mano para cubrir las necesidades que vayan surgiendo en los próximos meses.

Entre los proyectos expuestos en la rueda de prensa destacan la 1ª fase de la ampliación del cementerio municipal por 699.520,70 euros; la 1ª fase de la reforma del Pazo de la Cultura por 428.600,63; la reurbanización de las calles Ourense y Baños Vellos por 294.631,77 euros o la red de saneamiento y abastecimiento de agua a los lugares de Leboreo, Requeixo y A Rega, en la parroquia de Bértoa, por 368.311,59 euros.