Carballo | Nueva vida para los magnolios de la plaza Vila de Laxe


Tres de los cuatro magnolios que crecieron durante las últimas décadas en la plaza Vila de Laxe en Carballo, ya lucen en los jardines de la urbanización Costa Nariga, en las orillas del Rego da Balsa, donde tendrán mucho más espacio y mejores condiciones para crecer y florecer. El traslado se realizó a lo largo de la mañana de este viernes, supervisado por personal de las brigadas municipales de Obras y Jardines, una ingeniera técnica agrícola y el concejal de Obras y Servicios, Luis Lamas. En la plaza, en la que se están desarrollando trabajos de urbanización, se conservará el cuarto magnolio como símbolo de la identidad que allí acercaron.

El magnolio no sabe que lo miro,
o acaso sabe que lo miro y calla,
sin inmutarse, erguido en la alameda,
indiferente a cualquier conjetura.
Me paso largo tiempo contemplándolo,
tratando de adivinar lo que piensa,
¿Alguien sabe lo que piensan los árboles?
¿Alguien puede negarlo o afirmarlo?
Hay seres que hablan sin palabras
y que no necesitan la escritura,
¿Alguien sabe si sienten o no sienten?
La respuesta, en verdad, no me importa.
Me basta con mirarlo y con dejarme
invadir por su indolente belleza.

Antonio Casares