Continúa la flexibilización de las medidas de seguridad en residencias con un nuevo protocolo


La Xunta de Galicia, atendiendo a la evolución de la covid-19 y a las indicaciones de los expertos sanitarios, continúa flexibilizando las medidas de seguridad que se aplican en las residencias de mayores y de personas con discapacidad. A través de los nuevos protocolos que vienen haciendo públicos desde lo inicio de la pandemia las Consellerías de Sanidad y Política Social adaptan los requisitos que se aplican a los centros sociosanitarios a la situación de cada momento.

En este sentido, el protocolo en vigor establece que los usuarios no tienen deber de llevar máscara, mientras los trabajadores, las visitas o proveedores, sí deben hacerlo. Además, los nuevos ingresos continuarán sometiéndose la una prueba de detección en el propio centro.

Otro de los cambios significativos se centra en la consideración de brote. Así, hasta el momento las autoridades señalaban como brote en una residencia un solo caso, mientras que a partir de ahora serán precisos tres o más casos confirmados vinculados epidemiológcamente para tener esa consideración. En este sentido, en las residencias en las que exista un brote, se intentará evitar el aislamiento en las habitaciones. De ser posible, se zonificará el centro estableciendo zonas comunes para personas libres de infección y zonas comunes para personas con la infección en las que podrán moverse libremente, sin necesidad de aislamiento estricto.

Salidas

El régimen de visitas es semejante al establecido antes de la pandemia de la covid-19, pero tiene en cuenta ciertas medidas para la seguridad de los residentes: los visitante deben estar exentos de sintomatología compatible con la infección; será necesario tener el pasaporte covid en vigor; y los centros podrán establecer un mecanismo de cita previa para una correcta organización, así como para evitar aglomeraciones.

Con respeto a las salidas de los residentes, no se recoge ninguna limitación, siempre que estás se lleven a cabo respetando el régimen de salidas y los horarios de los centros. Por lo tanto, tampoco se prevén restricciones en relación a las salidas de los usuarios al domicilio.