Desalojan el bar de la antigua cofradía de pescadores de Laxe y sancionan al propietario y a los clientes

Foto.- Guardia Civil.

La Guardia Civil ha de Carballo ha desalojado un establecimiento de hostelería situado en la antigua cofradía de pescadores de Laxe y ha propuesto para sanción a su propietario y a los clientes que se encontraban en el local por incumplir las normas derivadas del decreto de estado de alarma.

Las investigaciones llevadas a cabo acreditaron que el titular abría el establecimiento de forma habitual para un grupo reducido de personas, que permanecían en el interior del bar «un largo espacio de tiempo»

Según detalla la Guardia Civil, los agentes pudieron comprobar que los clientes consumían bebidas alcohólicas y fumaban en el interior del establecimiento.

Ante estas cuestiones, el local fue desalojado y tanto el titular como los clientes fueron propuestos para sanción por incumplir las normas de confinamiento.

La Guardia Civil ha detallado que formuló ocho denuncias en el plazo de dos días en Laxe a diferentes personas por incumplir las normas aprobadas para hacer frente a la crisis del coronavirus.