Detenido un conductor por huir de la Guardia Civil en estado de embriaguez y por intentar escupir a un agente

Un coche da Garda Civil de Tráfico

  • El hombre circulaba en zig-zag, sin luces y en dirección prohibida

La Guardia Civil de Santa Comba y el Equipo de atestados de Corcubión han procedido a la detención de un conductor que, después de recibir el alto para comprobar si su desplazamiento era lícito, insultó y amenazó a las patrullas para después darse a la fuga, obligando a los agentes a apartarse para no ser atropellados en el kilómetro 55 de la AC-400, dirección Sigrás-Muros.

Al interceptar el vehículo, los agentes procedieron a realizar una prueba de alcoholemia al conductor al presenciar durante la persecución que este circulaba en zig-zag, sin luces, a gran velocidad y en dirección prohibida; arrojando un resultado de 0.99 y 1.00 mg/l en aire espirado.

Por todo ello, la Guardia Civil procedió a su detención por conducción temeraria y por hacerlo bajos los efectos del alcohol, por un delito contra la seguridad vial y por no respectar las normas establecidas en el Real Decreto con motivo del Estado de Alarma. Pero además también se le imputan delitos por desobediencia grave, resistencia y atentado a agente de la autoridad ya que el conductor, después de ser interceptado, no mantuvo la distancia de seguridad exigida por los agentes, intentó forcejear con ellos llegando a querer escupirles e incluso intentó volver a huir.