Dudas sobre la investigación del origen del coronavirus en Wuhan


Estados Unidos y otros trece países han expresado su «preocupación» por el informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el origen de la COVID-19. Han pedido más transparencia en las próximas fases del estudio. «No han sido transparentes, no han proporcionado los datos subyacentes. Eso, desde luego, no se puede calificar de cooperación», ha criticado la secretaria de prensa de la Casa Blanca Jen Psaki. El equipo responsable del estudio subraya que se trata sólo de un comienzo, y pide paciencia mientras sigue llegando mucha información. El informe considera «probable» que el virus se haya propagado a los humanos desde los murciélagos a través de otro animal huésped, que la teoría de que el coronavirus procediera de un laboratorio de Wuhan, era «altamente improbable». Y que el virus podría haberse propagado antes del brote en un mercado húmedo de Wuhan.