El Banco Santander registra unas pérdidas de 10.800 millones

Es la primera vez que el Santander entra en números rojos y se debe a un ajuste contable por el impacto de la crisis de la covid-19 de 12.600 millones. La entidad que preside Ana Botín presentó los resultados del primer semestre y reconoce la posibilidad de cerrar el año también con pérdidas. Aun así, señalan que estas pérdidas no afectan a la liquidez del banco y prevén pagar dividendos una vez que el Banco Central Europeo levante el veto. El Santander registró una caída en bolsa de más de cuatro puntos.