El BNG enmienda la moción que el PP llevará a pleno sobre la puesta en marcha de un CIS en Carballo

Una de las muchas concentraciones en el Centro de Salud de Carballo en demanda de mejoras sanitarias. Archivo 2019.

El BNG de Carballo, representado por el alcalde, Evencio Ferrero y los concejales, Xosé Regueira, Daniel Pérez e Iván Andrade, mostraron su visión del estado de la sanidad en la villa, tras llevar reiteradamente la problemática del centro de salud carballés al Parlamento y luego de una moción que el Partido Popular llevará al pleno de este lunes en el que insta a la corporación municipal a solicitarle a la Xunta de Galicia la puesta en marcha de un Centro Integral de Salud (CIS) en la capital de Bergantiños. Personal del propio centro también lleva semanas manifestando estas carencias sin tenérselas en cuenta.

El BNG afirmó en rueda de prensa que “el abandono de los servicios médicos en Carballo por parte del SERGAS es algo histórico“, acusado últimamente con una “desatención médica” que deriva en una lista de espera en atención primaria de hasta 26 días.

Durante los años de gobierno del PP en la Xunta “la realidad de la atención sanitaria en el Ayuntamiento de Carballo es muy diferente a la que relata la parte expositiva de la moción del Partido Popular”, afirman los nacionalistas. En Carballo se eliminaron una consulta de cirugía y otra de ginecología y faltan especialidades como medicina interna, otorrinolaringología o cardiología, y además es preciso incrementar las existentes, completamente saturadas: por ejemplo, en el caso de las ecografías, que solo se hacen los viernes, hay una larga lista de espera.

Una situación altamente deficiente, dice el BNG, y su solución pasa por aumentar personal, especialidades y también el espacio físico necesario para prestar el servicio, claramente insuficiente. La necesidad de un nuevo centro de salud se pone de relieve nada más entrar en el actual, donde la saturación y la masificación es más que evidente. Y en el caso del mostrador, las colas llegan a colapsar la planta baja del edificio.

Desde el Bloque Nacionalista Galego de Carballo sospechan que detrás de este cambio de nombre del centro de salud por CIS se esconde un avance aún mayor en la precarización de la sanidad pública y en la atención primaria, centralizando servicios, desmantelando centros de salud municipales, alejando la atención primaria de los enfermos y amortizando aun más personal.

Bajo la visión del BNG, si lo que se pretende es centralizar la Atención Primaria y las especialidades de la Comarca de Bergantiños en el edificio de Carballo, lejos de ser un avance en la calidad de prestación del servicio de salud en la comarca, se trataría de un evidente retroceso por todo lo expuesto, porque difícilmente puede mejorar la Atención Primaria de la comarca derivando a un centro de salud masificado aun más usuarias y usuarios.

Como enmienda a la moción del PP, el BNG insta a la Xunta a tomar las siguientes medidas encaminadas a mejorar la atención primaria:

  • La construcción de un nuevo centro de salud en el municipio, que respete la ratio de 20.000 habitantes por unidad de atención primaria, al igual que ya cumplen otros ayuntamientos próximos como Arteixo, Oleiros o Culleredo.
  • Dotar el centro de salud de Carballo de los servicios de cirugía y ginecología eliminados, así como de las especialidades de medicina interna, otorrinolaringología, dermatología y cardiología, además de incrementar la cartera de especialidades para evitar la masificación y los desplazamientos a los centros de especialidades de A Coruña.