El grupo socialista reclama a la Xunta que intervenga para frenar el cierre de Abanca en Baíñas

Martín Seco e Mónica Rodriguez, en Baíñas.

El parlamentario socialista Martín Seco viene de presentar una batería de iniciativas parlamentarias para urgir a la intervención de la Xunta con el objeto de frenar el cierre de la sucursal de Abanca en la parroquia de Baíñas –Vimianzo- prevista para el próximo 8 de septiembre, una decisión que afectará a 700 vecinos y vecinas.

El responsable socialista lleva esta protesta al Parlamento de Galicia para pedirle a la Xunta que “inicie de inmediato las gestiones oportunas para que la entidad Abanca, heredera de las cajas de ahorros gallegas, mantenga esta sucursal. Recuerda la contestación social unánime contra esta decisión, que fue refrendada por la unanimidad de los tres grupos políticos que conforman la corporación municipal.

Explica que este cierre afectará “muy negativamente en la calidad de vida de la población de más edad, a la que le es imposible acceder a las nuevas utilidades tecnológicas con las que se pretende sustituir el trato personal con los empleados de la sucursal”.

La reestructuración obligará a los vecinos y vecinas a desplazarse hasta otra parroquia para realizar cualquier gestión o trámite bancaria que precisen, además de afectar “sin duda a la economía de la zona, nombradamente servicios, hostelería y comercio”. El fenómeno de la exclusión financiera derivado de la reestructuración bancaria que está afectando a numerosos ayuntamientos gallegos, mayoritariamente rurales, está repercutiendo de manera muy negativa en el bienestar de la población.